martes, 25 de febrero de 2014

en la hora caimán. un reptil voraz ,asoma por la ventana ,olvidando el prejuicio, olvidando la moraleja,y le da la bienvenida a un episodio,donde no hay crimen ,donde hay criminal,solo un especulador , que calcula, las directrices de un nuevo proyecto que esta por comenzar,no es repetitivo ,lo que acabo de decir pues deja en claro que las nuevas acciones tomaran curso según  dependa de que factor condicionen . Al advenirse estos eventos nosotros pre juiciosos ,indagamos sobre aquellos factores que pueden ser perjudicados ,pero no toda gran orda,o gran cambio significa desastre ,algo que a los cafeteros crédulos de un papel sangriento,asombra.
desde las ventanas existentes en cada hogar , asoman distintos caimanes ,y hasta a veces ,muchos gorilas ,cuyos graznidos no me interesan ,por ahora,solo vamos hablar de las ventanas por las que ellos hablan y aparecen .
unas deslumbrantes imagenes de una realidad imposible quedan impregnadas en nuestras retinas ,salimos a a hablar de ellas sin saber que son en realidad ,y entre la duda de creer y no creer nos buscamos algun 10 obteniendo presunción  , un oasis para nuestro ser abatido por la insolación del orgullo .las cosas que nos muestran no son siempre ciertas y aunque ,en ,algún punto,lo sabemos preferimos insistir ,a todo vapor buscando que el desafió se resuelva en lo que uno dice. nos confrontamos y peliamos  mientras aquel caimán se retira victorioso otra vez ,puesto que nunca cometio crimen alguno ,solo especulo con que su graznido ,o chijido ,haya contagiado algún sapo observador  y hacia desencadenar que otros sapos chiyen mientras el descansa en otro color en otro lugar olvidandose de lo que hizo antes y poniendose un disfraz para aparecer en otra ventanita ,y otra vez chillar

No hay comentarios:

Publicar un comentario